Contacto: editoralfilo@gmail.com
Celular: +569-82819786
Derechos Reservados 2017
Capítulo 11: Shamoly Rani Nath...AQUI   Capítulo 1: Cynthia Navarro Rubina...AQUI

 

 

 

Proyecto financiado gracias al Fondo de Medios 2017 del Ministerio Secretaría General de Gobierno y el Consejo Regional de Tarapacá.

Destacada empresaria y cosmetóloga integral que potencia el empoderamiento femenino

Deisy Barría Ruiz: “Yo trabajo por mis hijos para brindarles una mejor vida”

Su deseo es proyectar su innovadora idea en toda la Provincia de Iquique y el Tamarugal. “Quiero crear una fundación que pueda llegar a las mismas mujeres que atiendo yo, aquellas que tienen cáncer, que han sido violentadas y que pierden la fe en ellas, a mujeres de la tercera edad y a quienes viven en sectores rurales”, relató con optimismo y decisión.

Los sueños aunque muchas veces parezcan lejanos, siempre se cumplen gracias a la perseverancia y a derribar los miedos internos, ese es el caso de Deisy Barría Ruiz de 34 años de edad. Ella es cosmetóloga y especialista en estética, quien vino desde Magallanes hace tres años para radicarse en Tarapacá, donde tiene una empresa ubicada en el sector de Huayquique, la cual capacita en todo lo relacionado a la belleza, autoestima y al liderazgo a miles de mujeres de la región.

Actualmente está casada, tiene dos hijos, y vive muy feliz, ya que pudo cumplir sus metas de crear un negocio propio y ayudar a sus pares especialmente en el crecimiento interno, valorarse y creer en sus capacidades. Primero se capacitó y estudió belleza real para una mujer integral y marca personal, lo que le dio las herramientas para que hoy tenga una empresa que entrega servicios a más de mil tarapaqueñas.

Su negocio se llama “Dabaru, la esencia de sentirse bien” y ofrece actualmente charlas, talleres para mujeres y niñas, asesorías y actualización de imagen empresarial y personal, coaching para emprendedores, capacitaciones en cosmetología y cuidados de la piel. Además de trabajar el aspecto comunicacional, oratoria, liderazgo, actividades y dinámicas en grupo para fortalecer la autoestima, motivarlas a creer en sus sueños, da clases personalizadas de automaquillaje, autocuidado corporal y salud preventiva.

En pocos meses logró que muchas mujeres se interesaran en sus servicios, lo que la llevó a perfeccionarse y a trabajar arduamente para fortalecer su empresa. “Empezó primero como un espacio de recreación para las mujeres, aprendizaje y autoestima, pero luego se trasformó en un lugar que entrega capacitaciones integrales, belleza, comunicación y liderazgo, son las áreas en las ellas se sienten más integras y empoderadas de lograr cualquier cosa”, expresó Deisy Barría.

Sobre esto mismo, dijo que “soy la gestora de esto y cuando inicié mi idea, me di cuenta de lo que necesitamos como mujeres y tiene que ver con sentirnos mejor internamente como mujeres, hoy la sociedad te exige, los medios de comunicación son irreales e imponen que nosotras debemos que ser lindas, flacas, maquilladas, madres, pareja, trabajadoras y eso hace que todas estemos estresadas”, explicó la emprendedora.

Barría, sostuvo que cuesta mucho ser mamá, ser esposa y trabajadora por eso entendió que entre mujeres deben ayudarse y ser solidarias, no criticarse entre sí. “Independiente de lo que hagan, todas somos distintas, únicas e irrepetibles, y eso es lo que trato de potenciar en mis capacitaciones con ellas”, afirmó.

 

Además señaló que no tiene nada de malo en querer verse bellas, pero que primero deben sentirse felices de lo que son y valorarse. “Somos muy prejuiciosos/as en nuestra sociedad, porque he estado en el otro lado de la moneda, donde sí he sentido que sólo importa lo de afuera y bajo esa experiencia quise transformar mi vida para ofrecerles a las mujeres algo mucho más completo y real. No tiene nada de malo con verse bien por fuera, pero primero hay que sentirse bien por dentro. Debemos ser valoradas por lo que somos y después viene la belleza”, explicó la creadora de Dabaru.

Indicó que no es necesario realizarse un maquillaje muy complejo, ya que con poca aplicación de colores, pueden verse muy bien.

“Yo lo que quiero es que las mujeres se sientan seguras para ellas, yo les digo que con aplicar un poco de color pueden logra verse bien, se van distintas y con otra actitud, si sabes trabajar en la belleza real es maravilloso y tu vida puede cambiar”, aseguró la emprendedora.

Sobre la perspectiva de género en la sociedad admite que no deben existir problemas ni malos entendidos.

“Una vez comenté que era feminista, pero de las buenas, porque un género no tiene que opacar al otro, no hay que decir somos iguales, porque claramente hombres y mujeres somos distintos, pero sí podemos hacer cosas similares de la misma manera e incluso mejor. Me parece bien que las mujeres actualmente estén cumpliendo distintas e importantes funciones. Yo trabajo por mis hijos para brindarles una mejor vida, pero también emprendí para no estar ocho horas sin ellos, por lo que decidí hacer lo que me gusta, depender de mi tiempo, trabajar con quien quiera, y si una mujer tiene hoy esa posibilidad, me parece me maravilloso y si no es así porque no se pudo, lo lamento”, dijo la trabajadora independiente, quien estudió tres años cosmetología en La Serena y luego participó en cursos en Iquique, Santiago y Antofagasta de belleza, motivación, liderazgo, autoestima y salud mental.

También señaló que muchas clientas llegan a su estudio buscando un respiro por diversas razones, problemas o situaciones que les toca vivir en el día a día.

“Yo les diría a las mujeres que las entiendo porque sé que cuesta, a mí me pasó. Mi consejo es que se atrevan, que pierdan el miedo porque ese sentimiento nos paraliza y no importa lo que diga el resto. A veces equivocarse es muy importante, porque se gana experiencia para lograr los objetivos, el miedo es lo único que nos limita”, sostuvo la emprendedora, quien además tienen un hijo que acude a la Teletón y que le ha dado las fuerzas para surgir en todos los ámbitos de su idea de negocio.

“Mi hijo Lucas tiene una malformación en los pies, ha recibido muchas operaciones pero es una persona feliz, los niños muchas veces son el motor de las mujeres, a mí me ha tocado difícil con él, pero me demostró que hay que ser perseverantes y que hay que seguir. Si antes él no podía caminar y ahora lo hizo, cómo yo no voy a cumplir mis sueños”, expresó Deisy Barría.

Su deseo es proyectar su innovadora idea en toda la Provincia de Iquique y el Tamarugal. “Quiero crear una fundación que pueda llegar a las mismas mujeres que atiendo yo, aquellas que tienen cáncer, que han sido violentadas y que pierden la fe en ellas, a mujeres de la tercera edad y a quienes viven en sectores rurales”, relató con optimismo y decisión.

Derechos Reservados 2017 - Diario Al Filo de la Noticia
Prensa y Publicidad - editoralfilo@gmail.com
Celular: 09-82819786