Contacto: editoralfilo@gmail.com
Celular: +569-82819786
Derechos Reservados 2017
    Capítulo 2: María Betania Silva Soto...AQUÍ

 

 

 

Proyecto financiado gracias al Fondo de Medios 2017 del Ministerio Secretaría General de Gobierno y el Consejo Regional de Tarapacá.

Nació sin brazos pero eso no le ha impedido cumplir todas sus metas personales:

Cynthia Navarro Rubina: una técnico en educación especial de gran vocación social

Cynthia Navarro Rubina nació el 1 de mayo en Iquique. Actualmente tiene 26 años y es técnico en educación especial. Tiene una personalidad potente. Se considera una mujer divertida. A pesar de las adversidades que se han presentado en su vida, es muy alegre: siempre ríe. Nació con una amputación congénita de las extremidades superiores, sin embargo, esto no ha sido impedimento para salir adelante. Hoy es voluntaria de Teletón y tiene muchas metas por cumplir.

¿A qué edad comenzaste a tener conciencia de que tu realidad era distinta a los demás niños/as?

R: La verdad es que siempre tuve conciencia de mi realidad, si bien en todo momento fui tratada como a cualquier niño de mi edad era notorio que era distinta al resto porque yo hacía mis cosas con los pies y los demás no. Es amputación congénita de las extremidades superiores, es decir, yo nací sin brazos y además con mi pierna derecha más pequeña.

¿Qué podrías decir del apoyo de tus padres?

R: Mis papás se llaman Rosa (trabaja en Zofri en la ropa americana) y Patricio (trabaja en EPI en el área de mantención) ellos han sido mi gran apoyo, mi pilar fundamental. Gracias a ellos y a mi abuela paterna (Guillermina) soy la persona que soy hoy en día, ellos nunca me trataron diferente o me impidieron hacer cosas por el hecho de no tener brazos sino todo lo contrario, siempre me han impulsado a perseguir mis sueños, a hacerme valer como persona y a ser lo más independiente posible. Todo eso me ha ayudado bastante para romper ciertas barreras que muchas veces la sociedad te pone por estar en una situación de discapacidad.

¿Dónde realizaste tu educación básica y media? ¿Cómo fue?

R: Toda mi enseñanza básica y media la hice en el Liceo Samca Arumanti, ahí pasé por dos periodos que marcaron un antes y un después en mi vida. Cuando estuve en la básica no lo pasé del todo bien, en esa época me hicieron mucho bullying por parte de algunos compañeros, pero siempre me sentí protegida y apoyada por mi colegio que cuando pasaban estas cosas ellos tomaban cartas en el asunto, por eso mismo yo antes era más callada y retraída. Pero cuando pasé a la media mi curso se disolvió y nos repartieron en los demás cursos que habían, y fue lo mejor que pudo haber pasado porque estuve en un curso donde me hicieron sentir partes de ellos desde el primer momento, pasé momentos increíbles y pude desarrollar mi verdadera personalidad sin temor a las burlas en mala onda, aunque me volví más desordenada y bulliciosa jajajja, en la media me hice de grandes amigos que hasta el día de hoy estamos en contacto y la amistad sigue intacta. Estoy muy agradecida de mi colegio por abrirme las puertas y por ser un siete conmigo en todo sentido.

¿Cómo lograste explotar tus otras habilidades?

R: Yo al no tener brazos, empecé a usar mis pies para hacer mis cosas. Y la verdad nadie me enseñó a usarlos, fue algo innato.

¿Cómo fue la etapa universitaria?

R: Yo pude ver las dos caras de la moneda de estar en una universidad cero inclusiva y luego estar en otra todo lo contrario. Primero estudié un tiempo psicología en una universidad donde nunca me sentí parte de ésta. Luego cuando me cambié de carrera y por ende de universidad pude lograr ver una gran diferencia, desde el comienzo a pesar de que era la primera con mi condición tuvieron una clara conciencia inclusiva con pequeños detalles que obviamente marcaron una gran diferencia, siempre han tomado en cuenta mis ideas y me han dado oportunidades de participar en diversas actividades de la universidad.

¿Qué estudias actualmente y por qué?

R: Después que me salí de psicología, me pidieron ayuda en Teletón para ser de apoyo en los talleres artísticos y ahí me entró el bichito de volver a estudiar. La verdad no fue algo que pensara mucho, como no había dado la PSU de nuevo empecé a buscar carreras técnicas y entre eso encontré Técnico en Educación Especial, y me llamó la atención porque en la malla tenían muchos ramos artísticos y me gustó, fue el mejor impulso y locura de mi vida porque me enamoré de la carrera. Estuve haciendo la práctica en la Escuela especial Los Tamarugos de la fundación Coanil, trabajé en el Taller Laboral A.

Tu discapacidad, ¿es realmente una discapacidad para ti?

R: La verdad no, lo mío lo veo como un pequeño detalle no es algo que vea como una discapacidad, porque no me ha impedido para realizarme como persona. Todo lo contrario porque me hace ser más cool jjajaja.

¿Qué habilidades has encontrado en las otras partes de tu cuerpo? Si nos puedes explicar que puedes hacer de forma independiente.

R: Al no tener brazos, desarrollé una gran habilidad con mis pies que cumplen a la perfección la función tal si fueran manos. Tengo bastante elasticidad en mis piernas, soy bastante expresiva es como que para expresar algo utilizo todo mi cuerpo para hacerlo.

¿Tienes algún talento artístico?

R: Soy bastante artística para mis cosas… Pero en realidad mi gran pasión es el teatro y me he dedicado bastantes años a ello aunque con ciertas interrupciones pero aun así sigo ahí. También me gusta cantar y me han dicho que no lo hago mal así que no debo ser tan mala en eso jajaja y por último dibujar y hacer manualidades que también se puede contar como talento.

 

 

¿Cómo es la personalidad de Cynthia?

R: La Cynthia es una loquilla jaajaja… Creo que otra persona que me conozca bien podría responder mejor esta pregunta, pero a ver… La Cynthia es una chica divertida que siempre sale con cualquier tontera para hacer reír al resto, espontánea, muy amiga de sus amigos, apañadora con los que ama, apasionada por la vida, es alguien que no puede estar estática mucho rato necesita estar siempre haciendo cosas nuevas, por muy fuerte que se pueda mostrar a veces en realidad es una chica muy sensible, aunque le guste estar en contacto con las personas también es alguien que necesita su propio espacio y disfruta mucho sus momentos de soledad. Es alguien leal pero cuando le juegan chueco es muy difícil que vuelva a ser como antes, algo ingenua y con el tiempo se ha vuelto un poco más desconfiada con las personas. Soñadora a morir…

VOCACIÓN SOCIAL

¿A qué edad comenzaste a participar en voluntariados? ¿Qué te motivo?

R: A ver… A mí me dieron el alta en Teletón cuando tenía entre 22 o 23 años y como allá sabían que me dedicaba al teatro siempre me llamaban para hacer actividades tanto para los niños como para sus padres, creo que desde ahí empecé a tomarle el gustito al ser voluntaria. Y así estuve apoyando harto tiempo, hasta que el año pasado postulé para ser voluntaria permanente de Teletón y quedé.

¿Qué significa para ti tener vocación social?

R: Significa mucho, porque me ha llenado demasiado como persona. El ayudar y hacer algo por el otro sin esperar nada a cambio, sentir que de alguna u otra forma que estás aportando un granito de arena para el otro y recibir a cambio una sonrisa, un abrazo o cualquier muestra de cariño te llena en el alma. Cuéntanos sobre tu labor en la Teletón,

¿Qué realizas y que es lo mejor de estar ahí?

R: Bueno soy nuevita en el rubro jaajaja, entré el año pasado a mitad de año y me pusieron en un programa que se llama Difusión y Eventos, estamos encargados de cierta forma difundir lo que es Teletón en sí, hacemos visitas guiadas (cuando van colegios, empresas o instituciones mostramos el instituto y explicamos las funciones que cumplen las diferentes áreas que se trabajan ahí) y también estamos a cargo cuando es época de campaña realizamos diversas actividades. Y este año me dieron la coordinación del programa, así que soy la coordinadora de Difusión y Eventos. Si bien conocía la labor del voluntariado al ser paciente, es muy diferente ser parte de ello, es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida porque me ha ayudado a crecer como persona y me ha llenado de mucho amor.

EMPODERAMIENTO FEMENINO

¿Qué significa para ti ser una mujer empoderada?

R: Es ser una mujer que tiene claro sus ideales, que sabe lo que vale por eso se ama tal cual, no necesita que nadie saque o le refuerce lo grandiosa que es como mujer porque lo tiene muy claro. Es alguien que se ama y se respeta sobre todas las cosas, una luchadora que va tras sus sueños y mejorando día a día para ser mejor persona.

¿Cuáles son tus próximas metas personales?

R: Me quiero ir a Valparaíso para seguir estudiando, quiero estudiar Educación diferencial con mención en discapacidad intelectual. Seguir con mi compañía de teatro “Indómito” y seguir trabajando con el arte. Cuando termine mi próxima carrera me gustaría tener mi propia familia y quizás en un futuro tener mi propia escuela especial y enseñarles a los niños el maravilloso mundo de las artes.

DISCAPACIDAD

¿Cómo ves la realidad en Chile y en la región?

R: Si bien han ido mejorando las cosas con el pasar de los años, creo que aún falta mucho para que exista una verdadera conciencia y así lograr grandes cosas.

¿Qué es lo que falta para lograr una integración más completa?

R: Falta enseñarle a la gente, desde pequeños para así crear una cultura inclusiva, creo que ahí si se podría llegar a un gran cambio.

¿Qué esperas a futuro esta situación?

R: Que ya no se hable más de inclusión y que todos seamos vistos por igual sin importar su condición.

MENSAJE

Quisiera compartir con ustedes mi frase favorita del libro El Principito: “Si alguna vez te sientes mal contigo mismo, busca en lo más profundo de tu ser, date cuenta de que nadie es perfecto, tampoco tú, pero aún con todos tus defectos y cualidades, eres una persona única en el universo, por eso eres especial”…

Tal como dice aquí todos somos únicos y especiales, creo que llegamos a este mundo con algún propósito y depende de nosotros de buscar cuál es. Si queremos algo con todo nuestro corazón debemos luchar con todas nuestras fuerzas aunque nos caigamos una y mil veces porque al final del camino veremos que esa lucha realmente valió la pena, y podremos dejar una huella en esta vida, disfrutemos cada segundo, arriesguémonos a ser felices, no tengamos miedo de sentir y nunca quedémonos con la sensación del qué hubiese pasa si… vivamos en el aquí y ahora, y así nuestro futuro estará lleno de cosas hermosas para nosotros.

Derechos Reservados 2017 - Diario Al Filo de la Noticia
Prensa y Publicidad - editoralfilo@gmail.com
Celular: 09-82819786