Contacto: editoralfilo@gmail.com
Celular: +569-82819786
Derechos Reservados 2015

Poder Regional

Luis López Mora, Orientador Familiar con mención en Relaciones Humanas

Fecha: Domingo 30 de abril de 2017

"Las opiniones escritas y vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan el pensamiento del Diario Digital Al Filo de la Noticia".

Cuando hablamos de regionalización, estamos hablando de democracia. Estamos hablando de que se nos reconozca la capacidad de tomar las decisiones adecuadas para el manejo del desarrollo de nuestra región y para la construcción de nuestro futuro y el de nuestras familias. Todo el problema radica en que en Santiago no creen que seamos capaces y no les conviene que seamos capaces. El modelo con que se nos gobierna es el mismo de la colonia, en que todo el territorio trabaja para el bienestar de la metrópoli. Eso les permite a ellos vivir en una ciudad como Santiago, que tiene las comodidades de una metrópoli de país desarrollado. Y cada vez será mayor la distancia entre las regiones y su capital, tratándose de la calidad de vida de sus habitantes. El ejercicio de la democracia comienza en la base y su fuerza radica en que, en su proyección hacia los niveles superiores, o niveles de ejecución, lleva todo el respaldo de las mayorías y minorías que la generaron.

Hace pocos días atrás, una comisión de autoridades, encabezada por la intendente, que incluía además miembros del CORE y dirigentes del sector privado, viajó a Santiago a una reunión fijada previamente con la ministro de salud, con el objeto de conversar con ella la implementación de un programa, que dejaría a nuestro hospital regional con la capacidad de una atención más especializada, aunque no completa, a los enfermos de cáncer. Llegados a la reunión en el ministerio, la comisión se encuentra con la sorpresa de que la ministro no asistirá y que envía como representante a una persona que desconoce los problemas tratados y que comienza negando todos los compromisos adquiridos por la ministro. La intendente, cuya función principal parece ser mantener su cargo, apoya la posición de la ministro y la comisión vuelve a Iquique con el rabo entre las piernas, humillada y una vez más, ninguneada por el poder del centralismo. Esta es una clara muestra de lo que no debe pasar en un país que se dice democrático.

Gracias a la democracia que tenemos, es que en las elecciones de nuestros Senadores y Diputados, debemos elegir entre los candidatos que previamente nos seleccionan en Santiago las directivas de los partidos políticos y eso, da como resultado el que tengamos los Senadores que tenemos, sin que podamos corregir nuestro error que durará 8 años, 8 años en que ellos harán los que les plazca, olvidándose de las necesidades de quienes los eligieron. Una vez que hemos elegido a los representantes sugeridos por el poder central, estos se van a vivir a Santiago, al lado del poder central, donde son moldeados y prontamente incorporados a la llamada clase política y pasan a formar parte de la familia pequeño burguesa que cuida los privilegios empresariales y la mantención del sistema económico. A partir de ese momento, ellos tienen claro que quienes los eligieron y los pueden reelegir, están en Santiago y no en la región que les otorgó el mandato que están incumpliendo. Y como es lógico se vuelven vasallos o empleados del centralismo. Nosotros queremos una democracia que le dé a las regiones el mismo estatus que tiene la capital y que tengan el mismo poder y autonomía, en las decisiones que tengan que ver con el bienestar de sus habitantes. La regionalización, no es sino la profundización de la democracia, mediante la entrega a la base poblacional de la nación, de la capacidad económica, social y política para decidir la construcción de su futuro.

Tenemos la convicción de que la juventud que se organiza para tomar las riendas de este país, tiene meridianamente claro que la democracia es el instrumento principal en las tareas de limpieza de nuestra sociedad. La aparición de nuevas fuerzas políticas agrupadas en un Frente Amplio, ha irrumpido con fuerza en el oscuro panorama político regional, que se debate entre la repartija de cargos y favores entre unas pocas familias acostumbradas a vivir de la política.

1.- El gobierno regional debe tener un presidente y miembros consejeros que sean elegidos directamente por los ciudadanos de la región.

2.- Todos los funcionarios elegidos popularmente, estarán sujetos a referéndum que pueden revocar o ratificar su mandato.

3.- Deben existir los plebiscitos vinculantes, en todos los niveles administrativos de la nación. Estos plebiscitos podrán ser convocados por el 5% del electorado del nivel pertinente.

4.- Debe modificarse la ley de partidos políticos para que dé opción a la creación de partidos regionales con la sola inscripción en la región de origen.

5.- Los problemas de factibilidad medioambiental que afecten a la región, deben ser tratados por una comisión regional, cuyo fallo sea inapelable a nivel nacional.

Recién estaremos en el camino de construir una democracia con la participación de todos. La clave está en tener poder Regional y vocación de cambios que permitan una integración real con nuestra propia realidad y como las dificultades serán siempre viables con voluntad y fuerza.

"Las opiniones escritas y vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan el pensamiento del Diario Digital Al Filo de la Noticia".

Derechos Reservados 2016 - Diario Al Filo de la Noticia
Prensa y Publicidad - editoralfilo@gmail.com
Celular: 09-82819786