Contacto: editoralfilo@gmail.com
Celular: +569-82819786
Derechos Reservados 2015

De qué hablamos cuando hablamos de Democracia, el caso de Venezuela

Ricardo Gatica Oviedo, Ingeniero Comercial y Civil Industrial

Fecha: Sábado 2 de febrero de 2019

"Las opiniones escritas y vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan el pensamiento del Diario Digital Al Filo de la Noticia".

Entran a un bar en Venezuela Rousseau, Hobbes y Locke, piden una cerveza cada uno y observan lo que está pasando por la televisión, Hobbes, diría que lo que sucede es producto de la falta de control del poder, que se les fue de las manos al gobierno y ya no pueden garantizar el orden, Rousseau matizaría diciendo que las intenciones eran buenas, pero lamentablemente el sistema se corrompió y ahora se cosecha lo que se siembra, y Locke habría acotado que como no se tiene control bien merecida se tiene la rebelión y que tomándose la cerveza se va a ir a quemar una micro, Dios mediante. Levantan sus copas, y dicen.- ¡Salud y abajo el tirano, por no respetar el contrato social! Los tres personajes de arriba existieron en el siglo XVII, pero ya debemos tener internalizado que todos los problemas sociales, son cíclicos y nuestra especie no se caracteriza de aprender de los errores. Quisiera analizar el caso de Venezuela no desde la perspectiva de la ideología, sino más bien desde lo práctico, desde la definición del concepto de república o de democracia, comencemos: La democracia de acuerdo a la definición para niños corresponde la expresión de la opinión de la ciudadanía sin restricciones, con respeto y que además esta opinión se expresa en la elección de los gobernantes que nos representaran para tomar “grandes decisiones”, el sólo hecho de escribir lo anterior me llenó de una infinita ternura. En realidad existen tres tipos de democracia, la que se inventó en Atenas, en donde se juntaban todos los “ciudadanos”, que básicamente era la gente linda, exceptuando a las mujeres, esclavos y extranjeros, en donde los cargos si iban a la tómbola y si eran cargos por que eran ad honorem por un año, y se votaba entre todos por quien iba a ser el líder militar o “estratega”. El siguiente tipo de democracia es la democracia representativa que es la más común de este siglo y que básicamente los esclavos, esclavas y algunos extranjeros votan por gente linda que reparten los cargos (generalmente más gente linda) y se les cede la voluntad para que hagan lo que quieran. Por último esta la democracia popular que es donde esclavos y algunos extranjeros ya no se llaman esclavos sino pueblo, y votan por los que la gente linda le dicen que voten y los cargos también se reparten pero son prácticamente vitalicios. El segundo sistema se puede decir que es la democracia occidental y el tercer sistema es el de los demás donde se incluye a la Venezuela actual de Maduro, pero cabe preguntarse, ¿ambos sistemas son verdaderas democracias?, la respuesta es un rotundo no, porque no llegan al poder los más aptos, sino, los que saben ganar elecciones, por lo tanto, es incorrecto el plantear en estricto rigor que vivimos en democracia. Cuando los países se comenzaron a organizar, después de la caída de los reyes, se enfrentaron con la disyuntiva de cómo organizar el control de la sociedad, y se encontraron con un útil invento, La República, que es un sucedáneo de la democracia pero que permite mantener el control a las elites, dando la ilusión de control al votante, y para que no se note, de cariño, le llamaron democracia, total, quien iba a darse cuenta de que sólo es un adorno estético. Básicamente, Platón cuando describió a La República, divide a la sociedad en tres clases, los pensadores o filósofos, los guerreros y todos los demás, siendo los dos primeros los mandatados para tomar todas las decisiones. Los filósofos mencionados al principio se basaban en el siguiente principio, #Todo por el pueblo, pero sin el pueblo, siendo el principio fundante de lo que hoy conocemos como República, de hecho, según Platón, la República es contraria a la Democracia, puesto que el sistema de Atenas básicamente llama a la anarquía, y así lo pensaron los padres fundadores de la República Francesa, La de los Estados Unidos y todas las que les siguieron. Por lo tanto, por ejemplo, decir República Democrática es un Oxímoron (decir dos cosas totalmente opuestas para formar un nuevo concepto) y de esas ha habido muchas. Para que se entienda es mezclar Coca Cola con Pepsi. ¿Y entonces donde se cayó Maduro con la “República Bolivariana”?, el problema no es la ideología tomando en cuenta que nosotros los ciudadanos a pie de acuerdo a lo expuesto, manejamos mal los conceptos de Democracia y República, sino que, a diferencia del mundo en que se fundaron nuestros sistemas actuales de gobierno, hoy en día la economía es global, inmediata en términos comunicacionales y mediática, Maduro se fijó sólo en el aspecto mediático pero, faltó sustento en que para que un proyecto funcione debe bailar, para bien o para mal, en armonía con los vecinos aunque les caigan mal, Rusia lo entendió, China también. Cuento corto, ahora hay un país que inéditamente tiene dos presidentes. Yo me quedo con una frase que se le adjudica a Manuel Rodríguez “Usted ha conocido, señor Director, perfectamente, mi genio. Soy de los que creen que los gobiernos republicanos deben cambiarse cada seis meses, o cada año a lo más, para de ese modo probarnos todos, si es posible, y es tan arraigada esta idea en mí, que si fuese Director y no encontrase quien me hiciera la revolución, me la haría yo mismo. ¿No sabe que también se la traté de hacer a mis amigos los Carrera?”

Nota: Una Dictadura es una República donde los pensadores y filósofos son eliminados y los guerreros se hacen del poder.

"Las opiniones escritas y vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan el pensamiento del Diario Digital Al Filo de la Noticia".

Derechos Reservados 2019 - Diario Al Filo de la Noticia
Prensa y Publicidad - editoralfilo@gmail.com
Celular: 09-82819786